El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en la Campaña de Incendios Forestales 2019

Colaboraciones

José Manuel Jaquotot.
Subdirector General de Política Forestal.
Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. España.

Vivimos en un país que debido a sus características medioambientales, la llegada del período estival viene acompañada de numerosos incendios forestales (12.000 de media en la última década), que se suceden a lo largo de la mayor parte de nuestra geografía. Este fenómeno, con devastadoras consecuencias económicas, sociales y medioambientales, es, en numerosas ocasiones, producido por acciones humanas, a veces intencionadas, a veces por pura negligencia aunque en este punto hay diferentes grados de riesgo.

España es el segundo país de Europa en cuanto a superficie forestal, y el tercero en superficie arbolada1. De hecho los montes españoles ocupan más de la mitad de nuestro suelo. Esto es una prueba más de la importancia que el enorme abanico de bienes y servicios proporciona silenciosamente esta superficie natural a la sociedad: agua, sumidero de CO2, materiales, biodiversidad o valores culturales son sólo algunos ejemplos de ello. En ausencia de bosques nada de lo que nos rodea estaría presente.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) es consciente de su importancia y da la relevancia que tiene a la gestión de la política forestal nacional e internacional de España.

La correcta gestión forestal es sin duda garantía de sostenibilidad de la sociedad y un elemento esencial para el desarrollo rural cuya esencia se asienta, precisamente, en montes y terrenos forestales.

Esa España que se vacía y no queremos perder se vertebra en un tejido forestal que aporta sustento, trabajo, valores, historia, referencia y cultura.

Apostar por el territorio forestal es hacerlo por un tejido social valioso, por la garantía de su conservación y la posibilidad de seguir aportando a las generaciones venideras sus valores asociados, incluyendo ganadería, agricultura y patrimonio cultural milenario.

Pero dentro de esta actividad no podemos perder la atención a los incendios forestales, una lacra que se repite cada año en España y que hoy nos vuelve a dar cita. Los devastadores efectos de los incendios forestales no pueden dejarnos indiferentes.

Afortunadamente España es un referente internacional en la gestión de los incendios forestales. De hecho, desde hace un año, España contribuye en el Mecanismo Europeo de Protección Civil con el apoyo de expertos españoles que asesoran a otros países con problemas de incendios, gracias a su solidaridad, conocimiento y experiencia. Y el Ministerio de Agricultura ha sido pionero en esta tarea al liderar la coordinación y puesta en marcha de este módulo.

Desde 2019 el apoyo internacional se reforzará también con la puesta a disposición de Europa de dos aviones anfibios de este Ministerio para misiones en el extranjero en apoyo de otros países con necesidades en extinción de grandes incendios forestales, en el marco del mecanismo europeo conocido como “rescEU Transition”.

Aunque las comunidades autónomas son las competentes en materia de extinción de incendios, el MAPA tiene entre sus responsabilidades servir de refuerzo y apoyo a las administraciones autonómicas. 


El MAPA aporta una serie de medios que no pueden ser asumidos por las Comunidades Autónomas y que el Ministerio despliega estratégicamente en todo el territorio nacional, coordinando su participación bajo criterios de cooperación absoluta con las Comunidades Autónomas y de solidaridad territorial.

Para ello, el MAPA destina en el ejercicio 2019, 85 millones de euros al dispositivo de extinción, sin contar el coste del personal funcionario.

El año 2018 terminó con el registro más bajo de superficie afectada desde que en 1968 se comenzó a recoger información. Sin embargo las excepcionales condiciones climáticas de 2018 no se han repetido en 2019 por lo que es muy probable que este año haya más incendios y estamos bien preparados para afrontar esta campaña.

Como he señalado al principio, España cuenta sin lugar a dudas con el mejor dispositivo de lucha contra incendios forestales y los mejores recursos para dar servicio en todo el territorio nacional.

Es una realidad que los medios materiales y tecnológicos son importantes, y en ocasiones pueden ser esenciales para detectar, conocer o actuar con prontitud frente al fuego. Pero los incendios los gestionan y controlan personas, ya sea en primera línea de frente, al mando de aeronaves y otros vehículos, o en puestos de mando donde se toman las decisiones o se supervisa la seguridad de las operaciones.

Es importante dejar constancia y agradecimiento del sacrificio, dedicación y vocación de servicio público de tantas mujeres y hombres dedicados a proteger y conservar aquello que sustenta a la sociedad, los bosques.

Aunque este artículo tiene como objetivo presentar el dispositivo que el MAPA tiene para la extinción de los incendios forestales a nivel nacional, es importante destacar la importancia de los trabajos en prevención de incendios forestales. Porque el fuego se combate durante todo el año.

Prevenir no es sólo limpiar los montes, la prevención se consigue invirtiendo en gestión forestal, en utilizar el monte en su sentido amplio.
 


La continuidad en la gestión de nuestros montes es la mejor garantía para su protección y conservación
 

 

Para ello es esencial que los propietarios de montes, tanto particulares como públicos, los gestionen de una manera correcta, eficiente y ordenada.

El dispositivo de extinción que el MAPA despliega en apoyo a las comunidades autónomas es gestionado durante todo el año y en todo momento desde la Central de Operaciones de la Dirección General de Desarrollo Rural, Innovación y Política Forestal.

Este apoyo se realizará en 2019 con los siguientes medios durante la campaña de verano:

Medios aéreos:

En total, para la campaña estival de 2019, el MAPA pone a disposición de las comunidades autónomas que lo soliciten 22 aeronaves propiedad de Administración General del Estado cuyas características se detallan a continuación:

  • 18 Aviones anfibios Canadair.

    Cuentan con 5.500 y 6.000 litros de capacidad de descarga según modelo. Flota operada por el 43 Grupo del Ejército del Aire de acuerdo a un convenio existente entre el MAPA y el Ministerio de Defensa. Los aviones desplegarán de manera escalonada en 8 destacamentos permanentes (A Coruña, Zaragoza, Baleares, Albacete, Salamanca, Málaga, Torrejón de Ardoz y Badajoz).
     
  • 4 Helicópteros BK-117, adscritos al MAPA y operados por la Guardia Civil.

    No realizan labores de extinción sino que son un elemento de apoyo a otras muchas actividades de defensa contra incendios, garantizándose la disponibilidad de un aparato en esta campaña.
     
  • 8 helicópteros bombarderos Kamov K32A 11 BC.

    Durante esta campaña de verano estarán disponibles en las bases de Plasencia del Monte (Huesca), Ibias (Asturias), Tenerife Sur (Tenerife), Caravaca de la Cruz (Murcia), Huelma (Jaén), La Almoraima (Cádiz), Plasencia (Cáceres) y El Serranillo (Guadalajara). Su gran capacidad de carga de agua (4.500 l.) los convierte en idóneos para actuar en zonas con escasez de embalses o muy montañosas, donde los aviones anfibios tienen mayores dificultades. Operarán durante un periodo de 4 meses.
     
  • 19 helicópteros medios de transporte.

    Helicópteros biturbina, con una capacidad de descarga de 1.200 litros. Es el medio utilizado para el transporte y apoyo con agua al trabajo de las brigadas. Operarán durante un periodo de 4 meses.

     

    Avión anfibio Canadair.

      Helicóptero bombardero Kamov.

    Helicóptero medios de transporte.

  • 6 aviones Fire Boss AT-802


Con 3.100 litros de capacidad de depósito, operarán por parejas durante un periodo de 3 meses en la campaña de verano, con base en Reus (Tarragona), Manises (Valencia) y Rosinos de la Requejada (Zamora).
 

  • 10 aviones de carga en tierra Airtractor 802.

    Con 3.100 litros de capacidad de depósito, estarán ubicados en las siguientes bases: 2 en Ampuria Brava (Girona), 2 en Agoncillo (La Rioja), 1 en Niebla (Huelva), 1 en Son Bonet (Baleares), 2 en Xinzo de Limia (Ourense), 1 en Pamplona (Navarra) y 1 en La Gomera (Islas Canarias). Operarán durante un periodo de 3 meses.
    PIE DE FOTOVehículo aéreo no tripulado (RPAS) y Unidad móvil de análisis y planificación (UMAP).
     
  • 4 aviones de coordinación y observación, ACO

Vehículo aéreo no tripulado (RPAS) y Unidad móvil de análisis y planificación (UMAP).


Prestarán servicio en el periodo de alto riesgo desde 4 bases: León, Talavera la Real (Badajoz), Zaragoza y (Muchamiel) Alicante. En estas aeronaves se desplaza personal formado para la realización de acciones de coordinación aérea que

Vehículo aéreo no tripulado (RPAS) y Unidad
móvil de análisis y planificación (UMAP)

permitan un trabajo eficiente y seguro de los medios aéreos. Están equipados con un equipo de transmisión de fotografías digitales a través de telefonía móvil GPRS y de vídeo continuo a través de microondas tanto en espectro visible como en infrarrojo.

  • 4 vehículos aéreos no tripulados (RPAS).

    Prestarán servicio en el periodo de alto riesgo desde 4 bases (Rabanal del Camino-León, Cáceres, Zaragoza y Albacete). Operarán en el arco nocturno con objetivos de vigilancia y seguimiento de los incendios en apoyo a la toma de decisiones tanto al director de extinción en el territorio como a los técnicos de la Central de Operaciones del Área de Defensa contra Incendios Forestales.


En total, la Dirección General de Desarrollo Rural, Innovación y Política Forestal dispondrá de 73 aeronaves previstas para la campaña de verano 2019.

 

Medios terrestres:

  • Siete unidades móviles de análisis y planificación (UMAP): Propiedad del MAPA, estos medios son vehículos todoterreno dotados de una estación meteorológica automática, equipo de comunicaciones radio en banda aérea y terrestre y unidad de recepción de imágenes enviadas desde el ACO.

    Su labor principal es la de servir de apoyo al Director de Extinción de la Comunidad Autónoma en los grandes incendios. Cuando no hay incendio, realizan tareas complementarias, tales como planimetrías con GPS de incendios anteriores, vigilancia, estudios locales, etc. Las UMAP estarán ubicadas en Laza (Orense), Rabanal del Camino (León), Cáceres, Zaragoza, Valencia, Albacete y Sevilla.
     

Unidad móvil de análisis y planificación (UMAP).
 

Medios humanos:

Se trata de un servicio de apoyo a las comunidades autónomas con medios humanos que conforman las Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF).

  • Las BRIF desarrollan su actividad durante cinco meses en verano en labores de extinción y dos meses en invierno-primavera, además de trabajar en labores de prevención fuera del periodo de alto riesgo de verano.

    Estas brigadas pueden actuar en cualquier punto del territorio nacional donde sea necesaria su presencia, y están especializadas en el combate de grandes incendios. Para su transporte y apoyo disponen de los helicópteros de transporte y bombarderos descritos anteriormente.
     
  • Además existe un dispositivo periférico, formado por 100 profesionales que desarrollan las funciones de jefatura de las bases de medios del Ministerio distribuidas por todo el territorio nacional y ejercen la coordinación de dichos medios con la Central de Operaciones del Área de Defensa contra Incendios Forestales.
     
  • Y por último un equipo técnico de empleados públicos que desarrollan su trabajo en la sede central de la Dirección General de Desarrollo Rural, Innovación y Política Forestal donde se encuentra el CCINIF (Centro de Coordinación de la Información de Incendios Forestales) que es la central desde donde se coordinan todos los envíos de medios según los requerimientos de las comunidades autónomas.
     
  • En total, nuestro dispositivo cuenta con cerca de 1.000 personas, entre técnicos, pilotos y mecánicos de las aeronaves, personal de las brigadas forestales, trabajadores del Ministerio y demás apoyo.

Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF).

 

La prevención:

Especialmente relevante es el trabajo que está desarrollando el Ministerio en materia de planificación forestal lo que nos permitirá contar durante este año 2019 con una estrategia nacional de prevención y extinción de incendios forestales, que coordine y asegure la coherencia en el trabajo desarrollado en materia de incendios forestales por las diferentes administraciones públicas, donde estos se integren en el desarrollo de otras políticas del territorio, que sirva de guía para todos los agentes involucrados.

Pero no quiero terminar este artículo sin hablar de algo fundamental: la concienciación ciudadana.

  • Más del 90% de los incendios que ocurren en España tienen origen humano, ya sea por negligencia, accidente o de forma intencionada. Este factor, unido al desconocimiento que existe entre la mayoría de la población sobre cómo actuar ante un incendio forestal, llevan a la necesidad de incidir en la concienciación sobre los riesgos de los incendios forestales, que en el pasado, por ejemplo con las campañas de los años 90, dieron tan buenos resultados.
     
  • Por primera vez desde el año 2003 en el MAPA vamos a tener una campaña de concienciación y prevención ante el problema de los incendios forestales.
     
  • La campaña de concienciación tiene como objetivo incrementar el nivel de concienciación y responsabilidad de todos los ciudadanos y ciudadanas, tanto en el ámbito urbano como en el rural.

    Sin el inicio de un metro cuadrado ardiendo, no se produce un gran incendio.
     
  • La idea es ir al origen y apelar a la responsabilidad de todos como potenciales causantes de estas catástrofes que sufrimos en nuestro país.
     
  • Por ello, quiero acabar haciendo un llamamiento a extremar la precaución. A que actuemos con prudencia y respeto, para que podamos seguir disfrutando del campo y de nuestros montes y de todos los productos, servicios y externalidades positivas que nos aportan.


 


1Superficie forestal -----------------------27.953.997 hectáreas
Superficie forestal arbolada---------------18.462.345 hectáreas
Superficie forestal ordenada ---------------4.804.162 hectáreas
Producción de madera-------------------------16,85 millones m3
Valor añadido bruto de la selvicultura e industria de la madera y papel: 5.967 millones €