Las grandes concentraciones en Andalucía

Colaboraciones

Paula Montilla Gómez.
Jefa de Servicio de Protección Civil.
Dirección General de Emergencias y Protección Civil.
Junta de Andalucía. España.

PRESENTACIÓN

Si bien, en la naturaleza, casi todos los animales pueden correr más rápido, desarrollar mejor olfato o ver más que nosotros, nuestro desarrollo evolutivo se destaca por las habilidades sociales: nuestra capacidad para comunicarnos con los demás, para relacionarnos, para organizar y trabajar juntos, para afianzar tradiciones colectivas, para reunirnos y celebrar en comunidad.

Desde siempre nos ha gustado reunirnos, hacer algo todos a la vez, y ha sido así desde hace siglos, de hecho la Historia está llena de ejemplos en este sentido. Ya en tiempos de Roma tenemos numerosas muestras de que las grandes reuniones colectivas eran importantes y frecuentes. Muchos son los vestigios arqueológicos por todo el Mediterráneo que así nos lo indican. Coliseos, anfiteatros, teatros y circos, que albergaban los famosos espectáculos, a los que todo el mundo asistía, desde los esclavos hasta los emperadores.

Igualmente, también en la cultura romana muchas de las actividades estaban concentradas en el foro. Se llamaba así a una plaza rectangular cuyo nombre significa mercado, estaba rodeada de tiendas que, con el paso del tiempo, fueron remplazadas por elementos decorativos o monumentos. En el foro se llevaban a cabo grandes reuniones, era donde se unían, el senado, los tribunales y las asambleas populares.

En el mundo griego, quizá las cuestiones más importantes eran los concursos atléticos, a los que acudía todo el mundo helénico y que daban también lugar en ocasiones a ferias populares.

En las ciudades árabes medievales, si bien no son conocidas grandes instalaciones para grandes grupos, a parte de las mezquitas, para fiestas religiosas donde se concentraba gran población, se reservaba un descampado extramuros la “musalla o xarea” para grandes ocasiones y para determinados días. A partir de la Edad Media, con el crecimiento de la religiosidad cristiana y la difusión de la misma, las romerías se generalizaron, las peregrinaciones supondrían la máxima expresión del espíritu cristiano. Posteriormente, en la Edad Moderna, con su máxima expresión en el Barroco se enriquecerían de una expresividad y teatralidad, que ha llegado hasta nuestros días.

En Andalucía, crisol de civilizaciones, todo este acervo cultural está especialmente presente en las actuales concentraciones en las que se reúnen un gran número de personas. Recogiendo toda esta tradición ancestral, muchos son los eventos en los se congregan una ingente cantidad de público, culturales, deportivos, festivos, de carácter religioso o político. Estos pueden suponer un riesgo para los ciudadanos y el medio ambiente. La gran cantidad de personas que se reúne necesita medidas especiales de atención, pues la concentración de personas en recintos o espacios limitados da lugar también a una mayor ocurrencia de incidentes. A ello, habría que sumar la posible afectación en el área de concentración por otras situaciones
como inundaciones, incendios forestales, terremotos, atentados, etc.

Las consecuencias de una emergencia en este caso se podrían ver incrementadas notablemente. Por ello, además de la propia organización del evento, planificar es la forma más acertada de prevenir las posibles situaciones de riesgo; y organizar cómo se debe dar respuestas a las mismas, cuáles son los recursos asignados para ello, cuál es el papel y las funciones que tienen cada uno de los intervinientes, son cuestiones imprescindibles para que la protección de las personas se haga de manera más eficaz.


VARIEDAD DE LAS GRANDES CONCENTRACIONES

En Andalucía, como en otras muchas comunidades del territorio español, muchas son las ocasiones en que se producen estas grandes aglomeraciones de personas, pero por su singularidad nos centraremos en aquellas que tienen condiciones especiales de atención y seguridad. En su mayoría, se producen al aire libre, son abundantes y propiciadas por el agradable clima y la sociabilidad de nuestra gente.

Eventos deportivos, ferias, romerías, Semana Santa, unas en lugares cerrados, otras en recintos limitados y descubiertos; y muchas de ellas en espacios naturales. Cada una presenta unas características singulares, pero todas poseen unas condiciones especiales de peligrosidad potencial, que es directamente proporcional al número de personas que se movilizan o agrupan.

Las que se producen en instalaciones o recintos cerrados y con una reducida duración, pueden ser objeto de otros estudios relacionados con su propia normativa sectorial o de autoprotección; pero en este caso, centramos nuestra atención en manifestaciones socioculturales o deportivas que tienen un carácter más dinámico.

Dicho carácter dinámico, viene dado por la gran movilización de personas que se produce en el territorio, por su dilatada duración en el tiempo y por la relación con espacios naturales de especial significación.

En este sentido, aunque las romerías y eventos deportivos o socioculturales son muy numerosas y significativas en todo el territorio andaluz, valgan los ejemplos de la Romería de la Virgen de Valme, el festival Dreambeach (Almería), la Romería del Cristo del Paño de Moclín... , por su complejidad a la hora de la gestión de su seguridad, merecen ser destacadas entre los más significativos, la Romería de la Virgen de La Cabeza de Andújar (Jaén), el Mundial de Motociclismo de Jerez (Cádiz) y la Romería de la Virgen de El Rocío de Almonte (Huelva).


MARCO NORMATIVO Y DE PLANIFICACIÓN DE LA SEGURIDAD

Los riesgos potenciales relacionados con estos eventos y sus posibles consecuencias sobre las personas, los bienes y el medio ambiente, dan lugar al establecimiento de una planificación que atienda al normal desarrollo de los mismos y a la seguridad y protección de quienes en ella participan.

Asimismo, todo ello debe ir y va unido, al carácter asistencial de los dispositivos que se organizan y desarrollan. Con estos se pretende dar cobertura a cualquier necesidad que el gran número de personas concentradas en un determinado lugar demanda, en localidades que en condiciones normales tienen niveles muy inferiores de densidad de población y de ocupación.

La planificación se desarrolla y establece de acuerdo con la Ley 2/2002 de Gestión de Emergencias en Andalucía y como aplicación específica del Plan Territorial de Emergencias de Andalucía (PTEAnd), en cuyo apartado 2.1.B, establece la posibilidad de su aplicación preventiva para situaciones de grandes concentraciones de carácter singular.

La dirección del plan corresponde al titular de la Consejería competente en materia de protección civil y emergencias en el ámbito regional y a las Delegaciones del Gobierno de la Junta de Andalucía en el ámbito provincial.

Estos planes de emergencia establecen el contexto organizativo y funcional confeccionado por la Junta de Andalucía, con la participación de las diferentes Administraciones Públicas, para prevenir o, en su caso, mitigar las consecuencias de una emergencia durante el desarrollo de estos eventos.

Cuentan con hasta más de treinta y cinco años de desarrollo y aplicación en algunos casos, como el Plan Romero de la Romería de El Rocío. Han evolucionado, se han adaptado con el tiempo a las actuales líneas del entendimiento de la gestión de las emergencias, desde una perspectiva integral y en el marco general del Sistema Nacional de Protección Civil.

Esta perspectiva integral se fundamenta en, primer lugar, en estar dirigidos a:

  • Prevenir posibles riesgos, estableciendo medidas y recomendaciones a la población para un buen desarrollo en los desplazamientos y concentraciones.
  • Dar respuestas ante eventuales situaciones de emergencia, desarrollando y garantizando unos adecuados procedimientos y recursos.
  • Atender las necesidades, que en distintos ámbitos se puedan generar (sanitario, salvamentos, tráfico, etc.) estableciendo unidades especiales en zonas que carecen de una infraestructura permanente, garantizando la vuelta a la normalidad de los espacios naturales, de los lugares e infraestructuras y de la población que se desplaza.

En segundo lugar, en la organización de la planificación desde los diferentes ámbitos que se integran y van desde la autoprotección, pasando por el ámbito local, provincial, autonómico y estatal.

Y en tercer y último lugar, con la participación de todas las administraciones, bajo la coordinación de la Consejería competente en protección civil y emergencias, sin olvidar la participación de la ciudadana, tanto formando parte de la planificación, como mediante conductas de autoprotección y de buenas prácticas durante el desarrollo de estos acontecimientos.

Los dispositivos definen una estructura y procedimientos para casos de emergencias que se adecúan a lo establecido en la normativa para planes territoriales; y la operatividad del mismo establece las correspondientes situaciones de emergencias, en estos casos, con una puesta en funcionamiento del plan que se inicia y pone en marcha de manera preventiva.

Esta fase preventiva se caracteriza por un conjunto de actuaciones orientadas tanto a prevenir posibles incidentes como a atender necesidades asistenciales y a evitar o minimizar los efectos adversos de posibles emergencias.

Si con motivo de la ocurrencia de un fenómeno o accidente que pudiera proucirse sobre personas o recursos materiales, hubiese que cambiar de la fase operativa, de situación preventiva a emergencia, dejaría de estar activado el plan en modo preventivo y se atendería a lo establecido en el Plan de Territorial de Emergencias de Andalucía para la fase correspondiente, según el caso.


MEDIDAS DE ACTUACIÓN

El conjunto de actuaciones se dimensionan en consonancia a la afluencia de público que se concentra y tiene un carácter asistencial y preventivo, destacamos aquí las más importantes, que son comunes a las los tres ejemplos que se analizan.

- Órganos de Coordinación

En estos casos de grandes concentraciones los Centros de Coordinación Operativa se instalan de forma temporal en las áreas de máxima concentración de personas.

Se establecen Puestos de Mando Avanzados (PMA) en las zonas de máxima concentración de público y, en algunos casos, por los puntos singulares de los caminos de acceso.

Los Puestos de Mando Avanzado poseen, como funciones principales, la coordinación de los operativos, la actuación como enlace con los Centros de Coordinación Operativa (CECOP) y con el Centro de Coordinación de Emergencias 112 y la asistencia general a las necesidades de urgencia y emergencia a la ciudadanía. Están compuestos por técnicos de Emergencias Andalucía (Protección Civil, 112, Grupo de Emergencia de Andalucía) y representantes de los grupos operativos que integran la estructura del plan en el que se fundamenta el dispositivo, de intervención, sanitario, de seguridad y apoyo logístico y social.

- Comunicaciones

En los centros de Coordinación de Emergencias y en los Puestos de Mando Avanzados, se dispone de diferentes medios de comunicación, como la plataforma tecnológica de gestión de emergencias y la conexión con las distintas mallas de radio entre los diferentes efectivos actuantes.

- Servicios de Emergencias


Los servicios de emergencias se refuerzan y se concentran en un área dentro de las zonas de máxima concentración, con presencia de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (061), el Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA), la Unidad de Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma, los Servicios de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento.

Especialmente se desarrollan refuerzos en materia sanitaria, con diferentes especialidades como traumatología, pediatría y medicina general, etc. Asimismo, se intensifican los servicios de urgencia de las zonas básicas de salud establecidas en el territorio de influencia y se instalan puestos asistenciales para este fin.

En puntos estratégicos también se instalan puestos asistenciales, que forman una red que cuenta con personal sanitario de la Consejería competente en salud, Bomberos Urbanos y Forestales, Guardia Civil y voluntariado de protección civil.

- Información, atención y recomendaciones a la población


Desde la perspectiva de la prevención, en la información a la población, se potencia el conocimiento del plan mediante campañas de difusión, con folletos informativos, trípticos, anuncios de radio, etc. Pero, la línea de más desarrollo en los últimos años, se lleva a cabo a través de las redes sociales, donde se le proporciona a la ciudadanía información antes del desarrollo de los eventos y durante el seguimiento del mismo, momentos en los que también se pueden transmitir igualmente mensajes de recomendaciones o de instrucciones en caso de emergencias mediante la inserción de vídeos o píldoras informativas.

Desde la perspectiva asistencial se establecen puntos de información a la población en los caminos y rutas y en puntos estratégicos de las áreas de gran afluencia, para el apoyo a las necesidades de la ciudadanía.

- Bienestar animal


Dada la gran concentración de animales (équidos y bóvidos) que se producen en algunos de estos eventos (no así en el Campeonato de Motociclismo), la Consejería competente en agricultura y ganadería toma medidas de atención mediante servicios veterinarios. Igualmente se realizan recomendaciones a la población y campañas informativas para el cuidado de los mismos.

- Seguridad Ciudadana y control de accesos


Se llevan a cabo medidas de ordenación del tráfico, de control de acceso a las zonas de mayor afluencia de público y, sobre todo, implementan procedimientos especiales de evacuación en caso de emergencias, con establecimiento de cortes de rutas y vías alternativas en su caso, tarea que realizan los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

- Conocimiento del entorno y del medio


Por las condiciones especiales de este tipo de eventos, cuya afectación al territorio es uno de los factores más destacables a tener en cuenta, tanto en la prevención, como en la gestión ante posibles emergencias, resulta imprescindible un conocimiento profundo del entorno. Para ello, se desarrolla una cartografía de calidad basada en sistemas de información geográfica y en las nuevas tecnologías, que se actualiza cada año; donde se contemplan y representan, las rutas y caminos de acceso, topónimos, los puntos singulares, las zonas de descanso, las vías de evacuación y las alternativas en caso de posibles contingencias. Además, en relación al medio se detallan los puntos asistenciales y los Puestos de Mando Avanzado, así como los medios y recursos adscritos al correspondiente plan y a sus dispositivos de aplicación.

Todos los trabajos cartográficos están complementados con visitas de campo durante los meses anteriores a la realización del evento, en las que se desarrolla el reconocimiento de caminos y rutas y, en su caso, se lleva a cabo la puesta a punto y limpieza de los mismos, la ordenación y organización de las zonas de descanso, etc. A todo ello, hay que sumar en algunos puntos estratégicos la instalación de cámaras para seguimiento de puntos críticos desde los Puestos de Mando Avanzado y la toma de imágenes mediante drones.


PECULIARIDADES DE CADA UNA DE ESTAS GRANDES CONCENTRACIONES

Los tres eventos en los que se producen grandes concentraciones de personas que estamos analizando, tienen características comunes. Por un lado el dinamismo de la movilización de las personas por un amplio territorio; por otro, la celebración al aire libre con fuertes componentes paisajísticos y ambientales; además de la prolongada duración en el tiempo de los eventos y las dificultades para la evacuación de las personas en un reducido tiempo una vez finalizado el evento. No obstante, también poseen componentes diferenciadores e igualmente característicos en cada uno de los casos.

  • Plan del Cerro: Romería de la Virgen de la Cabeza

Esta romería está considerada una de las más antiguas de España, se celebra durante el último domingo de abril, aunque la mayor concentración de personas, en torno a 100.000 peregrinos, se produce en los tres días del fin de semana.

Trascurre en un medio protegido, en un paraje singular de Sierra Morena, en el Parque Natural de la Serranía de Andújar. Esto ejerce, además del componente religioso, un importante factor de atracción para disfrutar de la naturaleza.

Por todo ello, se toman medidas especiales para el control del tránsito de personas por los caminos y especiales medidas higiénico sanitarias. El sistema de vigilancia y control ante posibles incendios forestales se ve igualmente reforzado con la presencia y participación de los organismos competentes de la Comunidad Autónoma responsables del Plan INFOCA.

Esta gran concentración presenta también especiales condiciones de evacuación ya que el lugar se encuentra en un cerro, el del Cabezo, con una única vía de comunicación que dificulta el acceso a la zona. Fundamentalmente la complejidad radica en la combinación de las posibilidades de acceso de los vehículos motorizados, de los peregrinos y de los vehículos de tracción animal. Se establecen, por tanto, unos procedimientos especiales de organización con horarios limitados y alternativos según se trate de subida o bajada, que en todo caso se realiza siempre por la misma vía.

La planificación que se establece se desarrolla desde el ámbito provincial, con integración de la planificación de emergencias de ámbito local, Plan de Emergencias Municipal de la localidad de Andújar, y con apoyo del plan de Comunidad Autónoma.

Para la información a la población, además de los sistemas inicialmente descritos, desde los dos últimos años se cuenta con una app, con localización GPS de las cofradías, que además permite dar avisos a la ciudadanía sobre el trascurso de la Romería u otras circunstancias que se pudiera considerar conveniente transmitir.

 

  • Plan Territorial de Emergencias: Gran Premio de Motociclismo de Jerez
     

Fragmento de la cartografía de los caminos y vías de evacuación.

 

Transcurre en un entorno, que si bien no está protegido, cuenta igualmente con un gran poder de atracción, por su cercanía a la Sierra de Grazalema y a la costa gaditana, que aportan un importante atractivo turístico además del propio componente deportivo.

Suele celebrarse a finales del mes de abril o primeros de mayo, entre el circuito y cercanías al mismo se estiman que se concentran más de 140.000 personas. Por esto, se establecen condiciones igualmente especiales en relación a las medidas de seguridad y sanitarias por esta gran afluencia de público.

El movimiento de las personas hasta acceder al recinto que compone el circuito se hace fundamentalmente por carretera, y en ese sentido, es donde se han de tomar medidas específicas. No obstante, la gran dificultad radica en la evacuación de miles de vehículos, 26.000 entre motocicletas y automóviles, en un tiempo reducido una vez finalizadas las pruebas. Se implementan, por tanto, procedimientos especiales de ordenación del tráfico en las carreteras, rutas cercanas y de acceso al circuito, asimismo se establecen medidas para las eventuales contingencias o emergencias.

Respecto a la planificación que se aplica, se podría decir que el Plan de Emergencias para la Gran Prueba de Motociclismo de Jerez, es un paradigma de integración de todos los alcances de la planificación de emergencias, ya que se desarrolla desde el ámbito provincial en el marco del Plan Territorial de Emergencias de Andalucía, con la integración del Plan de Emergencias del municipio de Jerez (Cádiz), y del Plan de Autoprotección del circuito, elaborado por la empresa gestora del mismo y con el apoyo del plan regional de Comunidad Autónoma.

  • Plan Romero: Romería de la Virgen de El Rocío

La Romería de la Virgen de El Rocío, de entre todos los eventos de grandes concentraciones, es sin duda, un ejemplo muy significativo por el gran territorio al que afecta, y el cuantioso número de personas que se concentran, estimadas por algunas fuentes, cercano al millón de personas. Se celebra en la Aldea de El Rocío, en el término municipal de Almonte (Huelva) en torno al lunes de Pentecostés

 

Fragmento de la cartografía de los caminos, puntos significativos y recursos.

 

El medio natural en el que se desarrolla es el Parque Natural de Doñana y sus cercanías. En este sentido, se aporta un atractivo importantísimo que se suma a la religiosidad y espiritualidad del evento.

El área territorial es muy extensa, ya que afecta a 3 provincias, Cádiz, Huelva y Sevilla, por donde se producen la mayoría de los desplazamientos de las comitivas de personas que forman las Hermandades, y a las que pertenecen los aproximadamente 3.000 Km de caminos. Hay provincias como Córdoba, Málaga y Granada que también se ven afectadas, aunque en menor medida, existiendo también orígenes tan alejados como Sabadell o Bruselas. A todo ello, se suma la complejidad que aporta el cruce necesario del río Guadalquivir en dos puntos singulares, en su desembocadura en la localidad de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y en Coria del Río (Sevilla), que en ambos casos supone el paso en barcaza de personas, animales y vehículos.

Desde esta perspectiva, la organización y sobre todo el Plan de Emergencia tiene que ser entendido desde el marco de la Comunidad Autónoma, y tiene que ser aplicado no sólo a la Aldea, sino a toda la amplia red de senderos y rutas por las que se accede a la misma, su entorno y las tres provincias.

Por ello, se desarrollan los dispositivos provinciales, Caminos de Sevilla, Caminos de Huelva y Caminos de Cádiz, además del Plan Aldea.

El periodo en el que se desarrolla la Romería y la activación correspondiente del Plan es considerablemente dilatado. Este año ha comprendido desde los días 3 al 13 de junio, aunque hay que indicar que los desplazamientos de Hermandades se iniciaron el día 30 de mayo. Suele ser en fecha cercana a la época de peligro para incendios forestales, o a veces ya incluida en el campaña (como el caso de este año). Esto obliga a poner disponibles todos los medios incluidos en el Plan de Emergencias por Incendios Forestales de Andalucía.

El ingente número de personas que acude a la zona obliga a tomar medidas sanitarias de importante refuerzo, como la ampliación de los horarios de atención médica del centro de salud y especialmente en la Aldea la instalación de un área hospitalaria temporal. Este año además las Hermandades se han equipado con desfibriladores semiautomáticos.

Para la información y apoyo a los servicios, se cuenta con una app pública, con localización GPS de todas las Hermandades, el presente año un total de 124. Además, cuenta con la posibilidad de consulta a la cartografía de la zona, los caminos y avisos relevantes para la ciudadanía.

 

   

 

CONCLUSIONES

El conocimiento del entorno natural o del medio en el que se ha de desarrollar el evento, que da lugar a grandes concentraciones, es una herramienta fundamental para el apoyo a la toma de decisiones, en el caso de que se tengan que tomar medidas especiales, sobre todo, en situaciones de emergencia. Asimismo, la información cartográfica debe ser única, detallada, con lenguaje común y conocida por todos los operativos que participan.

La complejidad de la organización de los movimientos de las personas hasta el punto o área de encuentro y su estancia durante días en lugares inicialmente no dotados, requiere de refuerzos e instalación de servicios adicionales, con aportación y colaboración del conjunto de todas las administraciones. Igualmente las condiciones de evacuación, su estudio y sus alternativas se constituyen como uno de los factores más importantes para garantizar la seguridad de la ciudadanía.

La constitución de los órganos establecidos, la programación y desarrollo de las correspondientes reuniones, con la colaboración de los diferentes organismos que forman parte del Plan, la información, la representación y participación de las personas a través de las hermandades, cofradías, empresas, asociaciones, etc, suponen un trabajo profesional de planificación y de coordinación, que se realiza desde los Servicios de Protección Civil, tanto central como de las Delegaciones del Gobierno y de la Dirección General de Emergencias y Protección Civil de la Junta de Andalucía.

Todos estos elementos son básicos para que la ciudadanía pueda continuar, desde el respeto, disfrutando con seguridad de estos eventos, del ambiente festivo o deportivo, de su espiritualidad, de sus estampas campestres y de la plástica de sus innumerables bellas imágenes.